domingo, 23 de junio de 2013

¿Cómo destruir la carrera de un deportista de elite en Chile?


En 1995, el joven Carlos Liebig, de tal solo 9 años, llega a su casa para contarles a sus padres que ese dia, en el colegio Capellán Pascal de Viña del Mar, el profesor de la rama de Taekwondo se le habia acercado para contarle sobre las principales cualidades de este deporte: Disciplina, Respeto y Honor.

Desde un principio su familia lo apoyó. Fue una larga carrera de 18 años donde obtuvo grandes logros para Chile. Forman parte de su curriculum títulos sudamericanos, panamericanos, iberoamericano y tantos mas a nivel internacional, culminando en el puesto número 7 del orbe en Enero de este año. Todo ello con grandes sacrificios personales, tanto económicos como académicos, por dedicarse muchos años exclusivamente al Taekwondo.

Hoy, en Chile, a pesar de una fuerte inyección de dinero en el deporte de alta competencia, tanto por el IND, como por el ADO, todavia existen grandes falencias en el sistema que perjudican a nuestros deportistas.

No es ninguna novedad que por el alto poder que le da el sistema deportivo a las Federaciones estas actuan de manera omnipotente haciendo y deshaciendo con las carreras de nuestros representantes. Ya es de conocimiento de todos el caso de las Federaciones de Gimnasia, de Ciclismo y tantas mas…

Este año, le tocó a la federación de Taekwondo dar noticias suyas y no precisamente por su buen actuar. Despiden al unico director técnico nacional que logró un avance colosal en tal solo 4 años en cuanto a rendimiento deportivo transformando talentos aislados en un verdadero equipo competitivo en las grandes ligas. ¿Las razones? No era del gusto del nuevo directorio… Consecuencia… ¡Un caos! El equipo explotó y cada atleta se fue a entrenar con distintos técnicos fuera del que actualemnte ocupa el puesto del ex DTN.

Hace una semana, la Federación de Taekwondo tenia puesto en su página oficial el listado de todos los que conformarían la selección nacional que participaria en el concentrado de La Loma previo al Mundial de Puebla. Pero 4 días antes de la partida el numero 7 del mundo Carlos Liebig recibió un correo electrónico de la federación informándole que estaba marginado de este viaje.

Esta vez las razones fueron “…imposibilidad…para asumir el compromiso…” de entrenamientos, lo cual es incorrecto debido a que la unica persona a cargo de supervisarlas es su propio tecnico el cual es el encargado de controlar el programa de entrenamiento, de acuerdo al reglamento PRODDAR.y una supuesta “autoexclusión” del evento por haber pedido algunos días para rendir sus examenes en la universidad.

El caso de Carlos Liebig no es el único, lo mismo le sucedió a Cristhian Barceló, y en otro momento a Victoria Alvarez quienes han sido acosados permanentemente  por ser discípulos del ex DTN de la Federación. Así es como en Chile los atletas ven truncadas sus carreras por caprichos y envidias dirigenciales que nos sitúan en el subdesarrollo deportivo.